Cargando...
 

Investigador Experimentado

  1. La meta prioritaria de la etapa de investigador experimentado es adquirir independencia científica mediante el liderazgo en nuevos proyectos de investigación dirigidos por un investigador principal. Esta etapa debe caracterizarse por la producción de trabajos científicos originales que demuestren la independencia del investigador.
  2. La etapa de investigador experimentado es también una etapa formativa, donde a la actividad investigadora se le suman una serie de habilidades, tales como escribir proyectos y artículos, “networking”, dirección de proyectos de grado, máster o predoctorales, gestión de equipos y recursos humanos, obtención de financiación, producción de patentes, etc. Todas estas habilidades son además transferibles y de gran utilidad en el mercado laboral no académico, por lo que las universidades e instituciones de investigación deberían ofrecer cursos de desarrollo profesional para la formación integral del investigador experimentado.
  3. La carrera investigadora en el estado español ha carecido históricamente de pasos intermedios desde la etapa de investigador experimentado hasta la consecución de una plaza como jefe de grupo. En cuanto a los méritos que un investigador debe obtener durante esta etapa, creemos que sería conveniente diferenciar dos tipos de investigadores experimentados:

a) los que quieren continuar su labor investigadora sin asumir en el futuro la dirección de un grupo de investigación
b) los que diseñan su carrera investigadora con el propósito de dirigir en el futuro su propio grupo de investigación independiente.
Las metas científicas de ambos grupos de investigadores experimentados serán por tanto diferentes.

  1. Debido a que un porcentaje muy alto de investigadores en nuestro país ejercen también una labor docente como medio de vida, es importante, aunque no prioritario, promover labores docentes para aquellos investigadores que pretendan incorporarse en el futuro al tejido académico. Este es un punto que la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) debe replantearse, pues no resulta adecuado exigir un periodo de docencia mínimo para la obtención de la acreditación de las diferentes figuras de profesor universitario a un investigador que ha desarrollado su trabajo en una institución donde no existe o no se tiene acceso a docencia (p.ej. institutos de investigación no universitarios, empresas, etc.).
  2. Para coordinar políticas científicas coherentes es fundamental hacer un seguimiento real de los investigadores españoles que residen en el extranjero, muchos de los cuales están en su etapa de investigador experimentado. Pensamos que alguna institución nacional (como la Fecyt) debería crear una base de datos para conocer los detalles de los investigadores españoles que trabajan fuera del país. Cuando un investigador se traslade a otro país se debería promover su alta en la embajada, y la embajada debería notificar el alta a dicha institución estatal. Además, se debe garantizar el reconocimiento en el estado español de la experiencia profesional adquirida en el extranjero, para promover así la reincorporación de investigadores al sistema español de I+D+i dentro de la categoría que le corresponda, y no por debajo de ésta.


Página última modificacion en Lunes 11 de Noviembre, 2013 16:11:20

Próxima Movilización [toggle] [Toggle Vertically]

Apúntate a la lista precarios-info [toggle] [Toggle Vertically]

 

Colabora [toggle] [Toggle Vertically]

Informe Carrera Investigadora 2013 [toggle] [Toggle Vertically]